Translate

martes, 10 de enero de 2017

Hiperdulía: Veneración a La Virgen María


1 - ¿QUIÉN ES LA VIRGEN MARÍA?
María, que en hebreo quiere decir "Señora" o según otros, "Mar profundo de Tristeza", es la mujer con la cual se abre la promesa en la antigua alianza (Gen. 3:15) y con la cual cierra Simeón la antigua profecía (Lc. 2, 25-35). Es la Mujer que ha tenido un mayor contacto con la Santísima Trinidad en la historia. El Padre la selecciona entre todas las mujeres, El Espíritu Santo engendró un hijo en sus entrañas y la segunda persona tomó carne y sangre en su vientre. Si por Eva entró el pecado en el mundo, por la Vírgen María entró la Salvación.
 
2 - ¿POR QUÉ MARÍA ES CENTRO DE ATAQUE HOY EN DÍA?
Desde el Génesis fue profetizada la "Enemistad entre la Mujer y el demonio" (Gen. 12, 13-18). También está escrito que el demonio hará la guerra a los hijos de la Mujer. Esta es la razón por la cual María es centro de división entre los que se proclaman a si mismos cristianos y no de unión.
 
3 - ¿POR QUÉ LA IGLESIA ES LA GRAN DEFENSORA DE MARÍA?
Porque María es nuestra Madre ya que la recibimos de Jesús en la Cruz, (Jn. 19, 25-28). Juan representa a toda la Iglesia, además, la gran promesa en Gn. 3, 15 dice que quienes podrían vencer a la descendencia de la serpiente, serían los hijos o descendencia de la Mujer. Nosotros somos la descendencia de la Mujer, esta Mujer es la Virgen María. Si el pueblo de Israel, son los hijos en la Fe de Abraham, nosotros somos los hijos en la Fe de María, la primera que acepto a Cristo como Señor y Salvador, la primera que recibió la unción del Espíritu Santo (Lc. 1).
 
4 - ¿POR QUÉ LA IGLESIA LLAMA A MARÍA MADRE DE DIOS?
En el evangelio de San Lucas 1, 39-45, Isabel, llena del Espíritu Santo dijo, "Que favor que la Madre de mi Señor venga a mí". La palabra griega para definir Señor que utiliza Isabel es "Kyrios" que es la misma que se utiliza en la versión griega del Antiguo Testamento para traducir "Adonai". Cuando una persona habla bajo la unción del Espíritu Santo es Él quien habla, luego fue el mismo Espíritu Santo quien llama a María, Madre de Dios.
 
5 - ¿TUVO MARIA MÁS HIJOS?
En el evangelio de San Marcos, se mencionan cuatro hermanos de Jesús, Santiago, José, Juda y Simón los cuales nunca son llamados hijos de María. La palabra hebrea "Aha" se utiliza como hermano, tío, primo, pariente; por ejemplo en Génesis 13, 8 se menciona a Lot como "hermano, Aha" de Abraham, sin embargo son tío y sobrino (Gen 12, 5). En el mismo evangelio de Marcos 15, 40 se nombran a José y Santiago como "hijos" de María; en Juan 19, 25 se aclara que esta María era hermana (Aha) de la Madre de Jesús. En Hechos 1, 13 se mencionan a Simón y Judas como seguidores del Maestro.
 
6 - ¿QUÉ RELACION TUVO JOSÉ CON MARÍA?
La relación de José con la Virgen María fue la de proveer legalidad y sostén al Redentor. En Mateo 2, 3 el Ángel le dice a José, "Toma al Niño y a su Madre". La forma hebrea para referirse a la mujer de José, es la Madre de Jesús. San Mateo 1, 18 dice "No la conoció hasta que parió a su hijo primogénito". Él "hasta", indica anterioridad, no condiciona lo que ocurrió después. En Segunda de Samuel 6, 23 dice "Micol hija de Saúl, no tuvo más hijos hasta, que murió". ¿Tuvo hijos después de muerta?
 
7 - ¿POR QUÉ LA IGLESIA DICE QUE MARÍA NO TUVO PECADO?
Jesús estuvo bajo la Ley. En la ley, el pecado lo transfería la madre (Salmo 51, 7). Jesús NO puede tener pecado por lo tanto, por el poder de Dios, María fue preservada del pecado. En tanto a su maternidad, la palabra griega que se traduce llena de gracia es: Kecharito, la cual quiere decir que fue, que es y que será llena de gracia. La gracia es la ausencia del pecado. María se proclama en el Magnificat "Me alegro en el Dios que me salva" faltan 33 años para el calvario y la Salvación y ya María se proclama en presente Salvada.
 
8 - ¿POR QUÉ LA IGLESIA DICE QUE MARÍA FUE LLEVADA AL CIELO EN CUERPO Y ALMA?
Esto no está en la Biblia. La Asunción de María no esta bíblicamente expresada, pero está en la tradición de la Iglesia. Muchas personas se preguntan, ¿por qué no está en la Biblia? Podríamos, responderles, tampoco Martín Lutero está y sabemos que existió.
Estos fueron hechos que sucedieron después de terminados los libros que componen los Evangelios, sin embargo aunque no está en la Biblia, ésta no la contradice, pues antes de María, Enoc en Gen 5, 24 y Elías en II de Reyes 2, 11 fueron llevados en cuerpo y alma al cielo.
 
9 - ¿POR QUÉ LA IGLESIA LLAMA A MARÍA REINA?
Dice la Palabra "El que se humilla será ensalzado". María se humilla a esclava (Lc 1, 38) y Jesús la ensalza a lo opuesto que es, Reina, ¿lógico verdad?. Además en I Reyes 2, 19 dice que en el Reino de David la madre del Rey se sienta a la derecha del Rey. Jesús es Rey (Jn 18, 37) es heredero del reino de David (Lc 1, 32) por lo tanto el lugar de María es un trono a la derecha de su Hijo que es Rey.
 
10 - ¿POR QUÉ LOS CATÓLICOS LE ORAN A MARIA?
En Juan 2, 1-12 María demostró hasta la saciedad su poder de intercesión.
"Pero es que hay un solo intercesor y es Cristo".
Cierto, ante el Padre solo existe un sólo intercesor que es Jesús, pero ante Jesús, María intercede por nosotros. Al igual que un "pastor evangélico" ora por un enfermo ante Jesús, de la misma manera María ora por nosotros.
"Pero María esta muerta"
Falso, Lucas 20, 38 dice": Que Dios no es Dios de muertos sino de vivos, porque para El todos viven". Además Apocalipsis 6, 9-10 y 8, 3 nos muestra a las almas clamando a DIOS aun después de abandonar este mundo. Lea aquí: El fundamento bíblico de la oración a María
 
11 - ¿LOS CATÓLICOS ADORAN A MARÍA?
No, la Iglesia no se cansa de proclamar que nosotros honramos a María como lo hacia Jesús y la proclamamos bendita, cumpliendo la profecía bíblica (Lc 1, 48) pero la adoración es única y propia de Dios y María es criatura.
 
12 - ¿POR QUE REZAN EL ROSARIO SI NO ESTÁ EN LA BIBLIA?
No hay oración más Bíblica que el rosario. Todos los misterios están en la Biblia. El Padre Nuestro, también esta en la Biblia así como la primera parte del Ave María. El Rosario es una oración más Bíblica que muchas que se hacen en algunas iglesias. En cuanto a la repetición, dice Marcos 14, 39 que Jesús repetía muchas veces la misma oración, el rosario es una meditación en una oración.  Lea aquí: ¿Las oraciones católicas son vanas repeticiones?
 
Para más información visite: vaticanocatolico.com

domingo, 8 de enero de 2017

Feast of The Holy Family - Fiesta de La Sagrada Familia


ENGLISH:
The Feast of the Holy Family is a liturgical celebration in the Catholic Church in honor of Jesus of Nazareth, His mother, the Blessed Virgin Mary, and his foster father, Saint Joseph, as a family. The primary purpose of this feast is to present the Holy Family as a model for Christian families.
The feast was instituted by Pope Leo XIII in 1893 and set on the Sunday within the Octave of the Epiphany; that is to say, on the Sunday between January 7 through January 13.

ESPAÑOL:
La Fiesta de la Sagrada Familia es una celebración litúrgica en la Iglesia Católica en honor a Jesús de Nazareth, Su madre, la Bendita Vírgen María, y Su padre adoptivo, San José, como familia. El propósito principal es presentar a la Sagrada Familia como modelo para las familias cristianas.
La fiesta fue instituida por el Papa León XIII en 1893 y ubicada en el Domingo entre la Octava de Epifanía ; es decir, en el Domingo entre el 7 de Enero hasta el 13 de Enero.

viernes, 6 de enero de 2017

Sollemnitas Epiphaniae Domini (ENGLISH)

1 Jesus was born in Bethlehem of Judea in the days of King Herod. And behold there came wise men from the east to Jerusalem, 2 asking, ' Where is the king of the Jews that is born? For we have seen his star in the east and have come to worship him. St. Matthew 2: 1-2


 visit mostholyfamilymonastery.com


The Epiphany (for etymology, the Greek επιφάνεια which means "manifestation") is a Christian feast in which Jesus takes human presence on earth, i.e. Jesus "makes Himself known".

The term Epiphany can be understood and translated into the concept of "glory of God" indicating His presence on earth. In the New Testament, in the late Pauline letters, he refers to the entry of Christ into the world, presented as the emperor's, who comes to take possession of his kingdom (Latin: adventus, hence the Advent in preparation for Christmas). From this meaning, the term was used in the East to indicate the manifestation of Christ in the flesh and then from the ninth century to designate the feast of the revelation of Jesus to the Gentiles. This is the feast that is still celebrated on January 6th.
Epiphany before the Magi (as recounted in St. Matthew 2 1-1 The Three Kings appeared from the east to worship the first manifestation of Jesus as a child offering Him three symbolic gifts: gold, frankincense and myrrh (each of them symbolizing three gifts: majesty, sacredness and perpetuation before death) the remains of the Magi rest in the Cathedral of Cologne, Germany.

 Epiphany is one of the oldest Catholic liturgical feasts, even older than Christmas itself. in Egypt and Arabia the winter solstice was celebrated in 361.
In the fifteenth century in Florence was the Compagnia dei Magi or Compagnia della Stella , one of the largest congregations in the city, protected by the Medicis, who had a particular devotion to the Magi (they dedicated to them the Magi chapel in their palace with frescoes of Benozzo Gozzoli- and the Adoration of the Magi by Fra Angelico in the chapel of Cosimo the Elder in the convent of San Marcos). This brotherhood imitated every three years (every five years since 1447) the journey of the Magi through the streets of Florence, one of the most sumptuous celebrations of the Tuscan city.

In some countries this day is a traditiona to give presents to children commemorating the gifts that the Magi brought to baby Jesus, according to St. Matthew's Gospel. This Gospel mentions that Magi followed a bright star in order to worship and bring gifts to baby Jesus.
According to tradition, Gaspar, Melchior and Balthasar (according to certain beliefs representing Europe, Asia, and Africa respectively) arrived on a horse, a camel and an elephant (or three camels depending on the country) bringing gold, frankincense and myrrh .


Lea este mismo artículo en Español aquí: Sollemnitas Epiphaniae Domini (ESPAÑOL) 

viernes, 30 de diciembre de 2016

20 Benefits of Making the Sign of the Cross

visit mostholyfamilymonastery.com

 
The Sign of the Cross is a simple gesture yet a profound expression of faith for Christians. As Catholics, it’s something we do when we enter a church, after we receive Communion, before meals, and every time we pray. But what exactly are we doing when we make the Sign of the Cross? Here are 21 things:


1. Pray

We begin and end our prayers with the Sign of the Cross, perhaps not realizing that the sign is itself a prayer. If prayer, at its core, is an uprising of the mind to God, as St. John Damascene put it, then the Sign of the Cross assuredly qualifies. No empty gesture, the sign of the cross is a potent prayer that engages the Holy Ghostt as the divine advocate and agent of our successful Christian living.


2. Open ourselves to grace

As a sacramental, the Sign of the Cross prepares us for receiving God’s blessing and disposes us to cooperate with His grace.


3. Sanctify the day

As an act repeated throughout the key moments of each day, the Sign of the Cross sanctifies our day. “At every forward step and movement, at every going in and out, when we put on our clothes and shoes, when we bathe, when we sit at table, when we light the lamps, on couch, on seat, in all the ordinary actions of daily life, we trace upon the forehead the sign,” wrote Tertullian.


4. Commit the whole self to Christ

In moving our hands from our foreheads to our hearts and then both shoulders, we are asking God’s blessing for our mind, our passions and desires, our very bodies. In other words, the Sign of the Cross commits us, body and soul, mind and heart, to Christ. Let it take in your whole being—body, soul, mind, will, thoughts, feelings, your doing and not-doing—and by signing it with the cross strengthen and consecrate the whole in the strength of Christ, in the name of the triune God.


5. Recall the Incarnation

Our movement is downward, from our foreheads to our chest because Christ descended from the heavens to the earth, Pope Innocent III wrote in his instructions on making the Sign of the Cross. Holding two fingers together—either the thumb with the ring finger or with index finger—also represents the two natures of Christ.


6. Remember the Passion of Our Lord

Fundamentally, in tracing out the outlines of a cross on ourselves, we are remembering Christ’s crucifixion. This remembrance is deepened if we keep our right hand open, using all five fingers to make the sign—corresponding to the Five Wounds of Christ.


7. Affirm the Trinity

In invoking the name of God the Father, the Son, and the Holy Ghost, we are affirming our belief in a triune God. This is also reinforced by using three fingers to make the sign, according to Pope Innocent III.


8. Focus our prayer on God

One of the temptations in prayer is to address it to God as we conceive of Him—the man upstairs, our buddy, a sort of cosmic genie, etc. When this happens, our prayer becomes more about us than an encounter with the living God. The Sign of the Cross immediately focuses us on the true God. When we invoke the Trinity, we fix our attention on the God who made us, not on the God we have made. We fling our images aside and address our prayers to God as he has revealed himself to be: Father, Son, and Holy Spirit.


9. Affirm the procession of Son and Spirit

In first lifting our hand to our forehead we recall that the Father is the first person the Trinity. In lowering our hand we “express that the Son proceeds from the Father.” And, in ending with the Holy Ghost, we signify that the Spirit proceeds from both the Father and the Son, according to St. Francis de Sales.


10. Confess our faith

In affirming our belief in the Incarnation, the crucifixion, and the Trinity, we are making a sort of mini-confession of faith in words and gestures, proclaiming the core truths of the creed.


11. Invoke the power of God’s name

In Scripture, God’s name carries power. In Philippians 2:10, St. Paul tells us that “at the name of Jesus every knee should bend, of those in heaven and on earth and under the earth.” And, in John 14:13-14, Jesus Himself said, “And whatever you ask in my name, I will do, so that the Father may be glorified in the Son. If you ask anything of me in my name, I will do it.”



12. Crucify ourselves with Christ

Whosoever wishes to follow Christ “must deny himself” and “take up his cross” as Jesus told the disciples in Matthew 16:24. “I have been crucified with Christ,” St. Paul writes in Galatians 2:19. Proclaiming the sign of the cross proclaims our yes to this condition of discipleship.


13. Ask for support in our suffering

In crossing our shoulders we ask God to support us—to shoulder us—in our suffering.


14. Reaffirm our baptism

In using the same words with which we were baptized, the Sign of the Cross is a summing up and re-acceptance of our baptism.


15. Reverse the curse

The Sign of the Cross recalls the forgiveness of sins and the reversal of the Fall by passing “from the left side of the curse to the right of blessing,” according to St. Francis de Sales. The movement from left to right also signifies our future passage from present misery to future glory just as Christ “crossed over from death to life and from Hades to Paradise,” Pope Innocent II wrote.


16. Remake ourselves in Christ’s image

In Colossians 3, St. Paul uses the image of clothing to describe how our sinful natures are transformed in Christ. We are to take off the old self and put on the self “which is being renewed … in the image of its creator,” Paul tells us. The Church Fathers saw a connection between this verse and the stripping of Christ on the cross, teaching that stripping off our old nature in baptism and putting on a new one was a participation in Christ’s stripping at his crucifixion. We can view the Sign of the Cross as our way of participating in Christ’s stripping at the Crucifixion and his being clothed in glory at his resurrection.Thus, in making the Sign of the Cross, we are radically identifying ourselves with the entirety of the crucifixion event—not just those parts of it we can accept or that are palatable to our sensibilities.


17. Mark ourselves for Christ

In ancient Greek, the word for sign was sphragis, which was also a mark of ownership. For example, a shepherd marked his sheep as his property with a brand that he called a sphragis. In making the Sign of the Cross, we mark ourselves as belong to Christ, our true shepherd.

 
18. Ward off the devil

The Sign of the Cross is one of the very weapons we use in that battle with the devil. As one medieval preacher named Aelfric declared, “A man may wave about wonderfully with his hands without creating any blessing unless he make the sign of the cross. But, if he does, the fiend will soon be frightened on account of the victorious token.” In another statement, attributed to St. John Chrysostom, demons are said to “fly away” at the Sign of the Cross “dreading it as a staff that they are beaten with.” 


19. Seal ourselves in the Spirit

In the New Testament, the word sphragis, mentioned above, is also sometimes translated as seal, as in 2 Corinthians 1:22, where St. Paul writes that, “the one who gives us security with you in Christ and who anointed us is God; he has also put his seal upon us and given the Spirit in our hearts as a first installment.” In making the Sign of the Cross, we are once again sealing ourselves in the Spirit, invoking His powerful intervention in our lives.


20. Witness to others

As a gesture often made in public, the Sign of the Cross is a simple way to witness our faith to others. “Let us not then be ashamed to confess the Crucified. Be the Cross our seal made with boldness by our fingers on our brow, and on everything; over the bread we eat, and the cups we drink; in our comings in, and goings out; before our sleep, when we lie down and when we rise up; when we are in the way, and when we are still,” wrote St. Cyril of Jerusalem.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

La Biblia y El Uso de las Imágenes






1.- Imágenes e ídolos

Cuando en la Biblia se lee el libro del éxodo, u otros donde aparentemente se prohíbe tener imágenes, no se está refiriendo a cualquier tipo de imágenes, sino a los ídolos (falsos dioses de los paganos).
Aquí está el tremendo error de muchas sectas protestantes. Ellos creen que una imágen es lo mismo que un ídolo y eso no es así.
Hay una gran diferencia entre una imágen y un ídolo. Una imágen es cualquier tipo de estatua, pintura o fotografía que representa a alguien o algo, mientras que un ídolo es un falso dios que se pone en lugar de Dios, como en el caso del becerro de oro.
Cuando en la Biblia se «habla de prohibición de imágenes» se está refiriendo a imágenes de ídolos y no a cualquier tipo de imágen. De hecho, si leemos atentamente, en el versículo anterior se habla claramente de "otros dioses".  No habrá para ti otros dioses delante de mí (Ex 20,3)Como verá, la prohibición es sobre el tener ídolos o falsos dioses, y no simplemente imágenes.

2.- Dios mismo mandó hacer imágenes.
Cuando alguien diga que de todas maneras Dios prohíbe tenerlas eso no es cierto. Al contrario, en todas las Biblias del mundo vamos a encontrar pasajes bíblicos donde Dios mismo mandó hacer imágenes. Veamos algunos ejemplos:

Ex 25,1 Dios le habla a Moisés para decirle cómo construir el templo.  
Ex 25,8 En ese Santuario iba a habitar Dios.  
Ex 25,18 Leamos ahora qué mandó Dios hacer y poner en el templo donde él se iba a manifestar:

"Asimismo, harás dos querubines de oro macizo, labrados a martillo, y los pondrás en las extremidades del Lugar del Perdón, uno a cada lado"  (Ex 25,18).

La Biblia claramente nos dice que Dios mandó hacer imágenes de dos querubines o ángeles. Así es, las manda hacer. Ordena colocarlas en su templo y allí, él se iba a manifestar. Qué diferencia a lo que han dicho las sectas heréticas por muchos años.
Un hereje de la secta bautista afirmaba, con mucha seguridad, que eso no estaba en la Biblia y cuando lo leyó en su propia Biblia se quedó sorprendido y dijo: ¡Creo que Dios se está contradiciendo! En realidad era él quien se estaba contradiciendo.
Es obvio que si Dios las mandó hacer es porque no estaba en contra de ello. Lo que Él rechaza no es el tener imágenes en general, sino imágenes de ídolos o dioses falsos que es algo muy diferente. Esos querubines iban a ser puestos encima del Arca de la Alianza (Ex 25,20) y así iban a estar por siglos y siglos. Esa no fue la única vez que mandó a hacer imágenes.
Busque ahora en su Biblia el siguiente pasaje:  «Moisés habló por el pueblo y Yahvé le respondió: "Haz una serpiente de bronce, ponla en un palo y todo el que la mire, sanará». (Núm 21,8-9). 
Esa imágen más adelante sería destruida porque el pueblo de Israel ya no la veía como una imágen sino como un dios. Eso nos confirma lo que hemos explicado. Que lo que la Biblia prohibe no son las imágenes, sino los idolos. Los católicos nunca adoramos las imágenes, solamente las veneramos (respetamos).

3.- Arrodillarse ante imágenes y personas es bíblico.

Es común oir a muchos miembros de las sectas decir que el arrodillarse ante una imágen eso sí es idolatría. "Que Dios prohíbe rendirle culto de esa manera y que por eso los católicos son idólatras". Eso es falso y una muestra más de la mala interpretación bíblica.
Cuando en las Sagradas Escrituras se habla del caso de Pedro o del ángel que dicen que no se arrodillen delante de ellos es por que los que hicieron eso, estaban considerándolos como 'dioses'. Por eso, los dos casos mencionados nos vuelven a confirmar que si alguien se postra pensando en adorar o rendir ese culto a una persona o a una imágen eso está mal. En cambio, si alguien se arrodilla simplemente haciéndolo como un gesto de respeto o cariñó, no tiene nada de malo. Eso no lo digo yo, sino la Palabra de Dios que nos pone ejemplos de arrodillarse y no se les condenó ni se les llamó la atención.

Primero vayamos a ver qué hizo Josué, que es el jefe y sucesor de Moisés. Recuerda usted las imágenes que estaban arriba del Arca (Ex 25,18-20) Sí. Pues leamos ahora:  «Entonces Josué y todos los jefes de Israel, rasgaron sus vestidos, se cubrieron de cenizas la cabeza y permanecieron postrados delante del Arca de Yavé hasta la tarde» Jos 7,6  
Se postraron delante del Arca y allí estaban las dos imágenes de querubines y no pasó nada, ni Dios se molestó como lo dicen algunos.
El otro caso es el siguiente:
«Llegó hasta el hombre de Dios y se postró a sus pies» 2 Rey 4,27 Incluso alguien la quiso levantar y el profeta les dijo que no, que la dejaran. Entonces el arrodillarse no es malo, sino el hacerlo pensando adorar. Para nosotros simplemente son imágenes que respetamos.


4.- Rezamos a la persona, no a las imágenes.
Este es el segundo aspecto a aclarar. Cuando un católico está orando y delante de él hay una imágen, nunca pensamos pedirle a la imágen. A la imágen no le pedimos, es a la persona que nos recuerda esa imágen a la que estamos orando. La Iglesia nunca ha creído o enseñado que las imágenes hablen, vean y caminen. Simplemente son representaciones de Jesús, María o de algún santo. Si nos quitan la imágen seguimos orando igual.  Oramos por fe, no por la vista. ¿Acaso alguna vez le han dicho en la Iglesia Católica que es obligatorio tener imágenes para orar? Claro que no. Para nosotros simplemente es una representación o arte religioso. Besarla o ponerle flores son solamente formas de mostrar nuestro cariño a las personas santas que representan. Lo que sucede es que el protestante se imagina que le pedimos a la imágen y eso es algo que no hacemos, ni creemos. Oramos a Jesús, María o a un santo, la imágen solamente nos recuerda a cada uno de ellos. Es por eso que en la Biblia, como ya leímos, Dios mandó hacer imágenes, porque simplemente son representaciones.

5.- El Rey sabio Salomón hace imágenes para el templo de Dios.

Esto es algo que hay que subrayar. En la Palabra de Dios encontramos que hay un Rey que se distinguió grandemente por su sabiduría e inteligencia, fue el Rey sabio Salomón (2 Cro 2,10-11). Pues bien, leamos atentamente la Biblia y veamos lo que este rey sabio hizo:
1 Rey 6,2 Salomón construye el templo a Dios. 
1 Rey 6,23 Hizo dos querubines (ángeles) de cinco metros de alto. 
1 Rey 7,29 El panel estaba lleno de imágenes de leones, bueyes y ángeles.

Veamos, por un lado tenemos a los herejes protestantes diciendo que la Biblia prohíbe hacer y/o tener cualquier imágen, y por otro lado tenemos al rey sabio Salomón haciando imágenes y colocándolas en el templo para rendirle culto a Dios, y a Dios le agradó. Esta cita biblica es sumamente importante.
Por lo tanto, el argumento de los protestantes cae por tierra, pues pierde todo fundamento su afirmación. Los herejes de las sectas "evangélicas" (pentecostales, bautistas, etc) que aperecieron en el siglo XX, dicen que Dios prohíbe las imágenes, pero el rey sabio las manda hacer.

6.- A Dios le agradó ver su templo lleno de imágenes.

Supongamos que en el día que Salomón terminó el templo a Dios, están un católico y un protestante en la puerta de ese templo. Al entrar, el católico lo vería como algo normal y haría su oración. En cambio, el protestante se escandalizaría y a lo mejor hasta le reclamaría al rey, acusándolo de idolatría y se saldría de ese lugar inmediatamente. Pues bien, veamos en la Biblia cuál fue la reacción de Dios al ver ese templo lleno de imágenes en donde le rendirían honra. ¿Le gustó o Le molestó? Vayamos una vez más a la Biblia:
... la nube llenó la Casa de Yahvéh. Y los sacerdotes no pudieron continuar con la ceremonia a causa de la nube, pues la gloria de Yahvé había llenado la Casa. Entonces Salomón dijo: «Yahvé ha dicho que permanecería en una espesa nube». 1 Rey 8, 10-12 Vaya que Le agradó. Tanto así, que no pudieron continuar con la ceremonia. Sin duda que esto nos confirma lo que yo muchas veces menciono en los cursos: «el protestante lee mucho la Biblia, pero la entiende muy poco». Por ignorancia y con poco conocimiento bíblico. Se salieron de la Iglesia Católica sin conocer la Palabra de Dios, y siguen allá sin conocerla».

7.-  Refutación a un "pastor" protestante sobre procesión con imágenes.

Hace tiempo, al terminar un curso en Oklahoma, un ministro protestante cuando se dio cuenta que la Biblia no prohíbe tener imágenes, ni arrodillarse ante ellas, ni tenerlas en el templo, dijo que lo que sí estaba prohibido era pasearlas porque eso sí era idolatría.
Entonces se le dijo que buscara la siguiente cita bíblica:  "David reunió a todo lo mejor de Israel, unos 30.000 hombres. Se levantó David y partió con todo el pueblo que estaba con él a Baalá de Judá para subir desde allí el arca de Dios que lleva el nombre de Yahvé quien se sienta sobre los querubines. Cargaron el arca de Dios en una carreta nueva y la llevaron de la casa de Abinadab que está en la loma. Uzzá y Ajyó, hijos de Abinadab, conducían la carreta con el arca de Dios".  2 Sam 6,1-3
Allí encontramos que está:
* El Rey.
*El pueblo.
*El Arca de la Alianza.
*Las imágenes de ángeles (querubines).
*La carreta.
*Y la llevan de un lugar a otro.

Cuando se le preguntó al pastor ¿Eso es una procesión? Se quedó pensando y dijo... -No...eso no era una procesión, era una mudanza, pues se estaban cambiando de casa. Qué increíble ocurrencia risible con tal de no aceptar la verdad.
Por supuesto que no era una mudanza, se le replicó, siga leyendo los versículos siguientes (2 Sam 6,5) allí dice que iban cantando, tocando instrumentos. ¿Acaso cuando alguien se cambia de casa le dice al chofer: "Cántenme himno de alabanza en el camino"?. No! Eso no era mudanza, era una procesión con imágenes, y lo dice en todas las biblias del mundo.

8.- Las imágenes en el Nuevo Testamento.

Profundizando un poco más en la Biblia vayamos ahora al Nuevo Testamento y encontremos que las dos veces que Nuestro Señor Jesucristo habló de las imágenes en ninguna parte las condenó al estilo protestante. Las menciona y sigue adelante sin darle ninguna importancia:
"Así como la serpiente fue levantada en el desierto, así el hijo del hombre será levantado para que todo el que crea en él tenga vida eterna" Jn 3,14-16
La imagen a la que se refiere Jesús es la serpiente de bronce que hizo Moisés.(Num 21,8). Lo menciona y no le da más importancia. Como también nosotros lo creemos, era simplemente una imágen.
El otro caso lo encontraremos cuando Jesús habla acerca de los impuestos, pues le preguntan si hay que pagarlos o no: "¿De quién es esta imagen y la inscripción? Ellos le dijeron: "Del César." Jesús les dijo: Dad al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios." Mc 12,16-17
Directamente Jesús habla de una imágen y no dice nada acerca de la idolatría. Hubiera sido un excelente momento para hacerlo, pero Él no pensaba así. Lo que tenía en Sus manos era una imágen y nada más.
Ni modo, herejes protestantes se confunden y no saben distinguir entre una imágen y un ídolo. Por eso son iconoclastas.

9.- El último recurso que no falla.

Si después de todo lo que explicamos su amigo o familiar protestante, sigue en la misma postura de decir que todas las imágenes son ídolos y que hay que tirarlas y quemarlas, le voy a dar un consejo como último recurso. Cierre su Biblia y dígale amablemente: "Está bien. 'Tienes razón'. 'Todas las imágenes son ídolos'. -El dirá- ah, ya te convenciste que yo tenía la razón.- Si, contéstele usted, -tienes razón-. Pero antes de que se vaya deténgalo y dígale -Disculpa, antes de que te vayas te quería preguntar si de casualidad no traes un billete que me prestes. Lo toma usted y, le dice: Oye, pero este billete tuyo de 20 dólares que me estás prestando tiene una imágen impresa, y como tú dices que todas las imágenes son idolos y hay que tirarlos, entonces dame todos los billetes que traigas. Yo te guardo esos idolos para que no te vayas a condenar tú, mejor me condeno yo, en vez de ti. Ah...y si son de 100 mejor, yo colecciono idolos grandes..-No, no-rápidamente él contestará- esos no son idolos solamente son imágenes.
Ah.. mire nada más. Con la Biblia no entendió la diferencia entre imágen e ídolo, pero con sus billetes bien rápido que todos entienden la diferencia.

Lea también:La Biblia sobre la oración y la veneración de los Santos.

Para más información visite: vaticanocatolico.com

lunes, 26 de diciembre de 2016

Divorcio + Segundas Nupcias = ADULTERIO



Lucas 16:18 - Dijo Jesús: "Todo el que se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio; y el que se casa con la que está divorciada del marido, comete adulterio".
A menudo vemos como los mundanos en general y muchas sectas protestantes, toman el divorcio y las segundas nupcias (divorciados que se vuelven a casar) como algo aceptable y legítimo. Esa gente está totalmente equivocada, viviendo en pecado mortal de adulterio y en camino al infierno. Los que se encuentran en tal situación NO pueden comulgar (A diferencia de lo que dice el antipapa Francisco). Tales personas deben abandonar ese pecado, arrepentirse, confesar sus pecados ante un sacerdote válidamente ordenado en el rito tradicional y convertirse a la fe católica tradicional. Fuera de la Iglesia Católica No Hay Absolutamente Ninguna Salvación.

Para más información visite: vaticanocatolico.com

 

Posts relacionados - Similar Posts

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...